¿Cómo conducir una moto bajo la lluvia?


Conducir una moto genera un riesgo mucho mayor para las personas, puesto que es el motociclista el que lleva todas las de perder  a la hora de enfrentar un accidente de tránsito puesto que vehículo no tiene las mismas condiciones de seguridad activa y pasiva que un carro  de cuatro ruedas. También sabemos que más de la mitad de los motociclistas fallecidos en la vía no fueron atropellados por otro conductor, sino que murieron por caídas o choques contra objetos contundentes. Estas se hacen más frecuentes cuando el piso está mojado por causa de la lluvia y el conductor es incapaz de frenar la moto correctamente.

Y es que todos los días, millones de motociclistas en México deben manejar bajo  la lluvia, el asfalto mojado o húmedo y otras condiciones adversas que atentan contra la conducción segura de su vehículo. Lo que veremos ahora es cómo enfrentar, desde la conducción preventiva de una motocicleta, las caídas, choques o accidentes por causa de las condiciones ambientales.

Lluvia: una preocupación diaria

Una de las principales preocupaciones de los motociclistas es cómo manejar su vehículo cuando el asfalto está húmedo o mojado, pues saben que es uno de los factores más importantes que inciden en la ocurrencia de accidentes en la vía. Incluso, algunos deciden dejar su moto en casa antes de enfrentarse a los aguaceros que por temporadas arrecian al país.

La buena noticia es que por medio de buenas  técnicas de conducción, es posible evitar a cabalidad los accidentes por estas causas.

Y es que tenemos que tener en cuenta que, bajo estas circunstancias, la adherencia de las llantas al asfalto es mucho menor,  y por eso, la conducción de la motocicleta debe ser completamente diferente a la que se practica regularmente. Esto significa necesariamente la reducción de la velocidad de la motocicleta,  menor inclinación a la hora de tomar una curva y mayor anticipación en la previsión del motociclista para enfrentar obstáculos.

Bajo estas condiciones adversas, el motociclista debe tener en cuenta 3 aspectos fundamentales:

  • En lo posible, en estas condiciones se debe llevar una marcha larga sin hacer cambios de velocidad muy bruscos. Esto permite que las fuerzas del motor no se transmitan con brusquedad a la rueda trasera, haciéndola patinar y ladearse y  provocar una inclinación rápida de la moto que nos obligará a una corrección brusca.
  • Reducir al mínimo la inclinación de la moto en la curva.
  • Utilizar muy levemente el freno trasero. El freno delantero es muy brusco y la derrapada de  esta rueda es muy difícil de controlar.

Asfalto húmedo: trampa para los motociclistas

Cuando un motociclista sabe que debe enfrentarse a una calle húmeda, debe, con anticipación, controlar los posibles riesgos que esto amerita.

Lo primero que debe saber el conductor es que, mientras se enfrente a un piso húmedo, debe evitar a toda costa los movimientos bruscos y aumentar los tiempos de reacción para controlar contratiempos. Quiere decir que acciones de manejo como tomar una curva, frenar, cambiar de carril o cruzar intersecciones necesitan más tiempo de planeación y anticipación  por parte del conductor.

Antes de montarse a la moto, el conductor también tiene en sus manos la prevención de un accidente de tránsito. Si éste ve que están cayendo ya las primeras gotas de un inminente aguacero, debe ponerse el impermeable reflectivo que no sólo lo ayudará a protegerse de la lluvia, sino que tendrá una conducción más confortable y segura, pues su atención no está puesta en el clima sino en lo que está sucediendo en la vía.

Otro punto a considerar es llevar el casco adecuado para enfrentar la lluvia. Cuando un motociclista utiliza un casco sin visera, puede ver afectada su visión y hasta su propia comodidad, puesto que el efecto de la lluvia puede molestarlo y afectarlo considerablemente. Por eso, es recomendable portar el casco adecuado y ponerlo correctamente en estos casos de conducción adversas.

Bajo cualquier circunstancia es importante hacerle un chequeo frecuente a las llantas de una moto. Pero, cuando estas se enfrentan frecuentemente a la lluvia, debe tenerse más cuidado y examinar su calidad y desgaste. La banda de rodadura de la llanta es la que nos indica si  esta  podría tener un buen desempeño ante la lluvia o no, puesto que si esta está por debajo de los límites permitidos de desgaste (2 mm de profundidad de los surcos)pueden generar el fenómeno del  aquaplanning (formación de una película de agua entre el suelo y la cubierta, llegando el punto en el cual la moto rueda sobre la película de agua y no sobre el asfalto, provocando la caída del motociclista por el fallo en el sistema de frenado de la moto). Consulta en nuestro taller si ya ha llegado la hora de cambiar las llantas de tu motocicleta.

Adicionalmente, los frenos tienen un protagonismo fundamental en la prevención de accidentes de motocicletas por causa de la lluvia.  Además de la fuerza que deben aplicárseles, hay que tener en cuenta que las  distancias de frenado aumentan, por lo que es imprescindible tener mayor tiempo de anticipación y frenar antes de lo que se frenaría  en piso seco para tener el tiempo y el espacio necesario para hacerlo con más suavidad. Recuerda que es mucho más fácil bloquear las ruedas, perder adherencia y por lo tanto que se produzca una caída.

Recomendaciones finales

Cuando vayas a conducir tu moto bajo la lluvia, debes tener en cuenta además las siguientes recomendaciones:

  • Evita conducir con un casco con la película empañada, pues esto puede afectar tu visibilidad.  Para evitar este fenómeno, en el mercado existen líquidos para limpiar las viseras y también con películas antiempañantes.  
  • Realizar paradas habituales durante el recorrido para evitar calambres producidos por el frío y otros efectos adversos en el cuerpo.
  • Además de la lluvia, ten cuidado con el piso recién pintado o con manchas de aceite. Estos también pueden provocar caídas y accidentes.
  • Si no tienes mucha experiencia conduciendo motocicletas, evita hacerlo en momentos de lluvia. Se requiere una experiencia especial para hacerlo.
  • Revisa frecuentemente el estado de las luces de la moto. Estas son fundamentales para evitar accidentes en climas lluviosos puesto que brindan visibilidad al motociclista.
  •  Evita zigzaguear entre carriles cuando llueve, puesto que con este clima los conductores tienen menos visibilidad y poca adherencia al asfalto y pueden realizar maniobras peligrosas de adelantamiento sin la precaución adecuada.
  • Lleva siempre unos guantes extra, pues cuando estos se mojan puedes perder la capacidad de frenar la moto correctamente.
  • Al llegar a tu destino, seca las partes de la moto que se mojaron por causa de la lluvia: los controles, los discos, el manilar, etc.

Conducir bajo la lluvia es el pan de cada día de cientos de motociclistas en el país. Lo importante para hacerlo bien es la prudencia, puesto que es la única que te va a llevar seguro a tu destino.

¿Tienes algún otro consejo para manejar tu moto bajo la lluvia? Compártelo con nosotros.

Asistente Ride MB

Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados